viernes, 13 de febrero de 2015

La Tía Olga


Se casó a los 15 años, con su primer enamorado. Al poco tiempo salió embarazada. Nunca le pregunté si esa fue una época difícil porque yo la veía tan segura de sí misma, dirigiendo sus empresas de vigilancia y limpieza que no me pasaba por la cabeza pensar que llorarabpor la depresión post parto o por el  dolor de pezones al dar de lactar. Ahora que he pasado por esas dos etapas,  hecha un valle de lágrimas, imagino lo duro que debe haber sido para ella siendo aún una adolescente. Pero bien dicen que los golpes o te vuelven un pusilánime o un combativo. Ella era una guerrera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...