martes, 27 de mayo de 2014

Sólo para mujeres XIX: Las "exitosas" también lloran

Estaba en plena sesión de tinte. Eso quiere decir que tenía que estar al menos una hora sentada. Por eso es común ver en las peluquerías tantas cabezas descolgándose de sueño en cada sillón. Yo procuro que la fecha en la que debo ocultar mis raíces coincida con el día en que escribo esta columna. Así mato el tiempo. 


jueves, 22 de mayo de 2014

Sólo para mujeres XVIII: "Cuida a tu hombre"


Algunas amigas me han aconsejado a veces: «Cuida a tu hombre». Yo solo las he escuchado y he sonreído. Nunca he entendido la frase, o tal vez, me resisto a entenderla. ¿Cuidarlo? Ni que fuera un bebé, un tesoro o la joya de la corona. Más bien, he conocido unas cuantas ‘joyitas’ que felizmente fueron robadas a tiempo.

¿A qué hay que tenerle miedo? ¿A que empiece a gustarle otra? ¿A que te saque la vuelta? ¿A que te deje? Si se va no se acaba el mundo. ¡Que quien tema sea él! La frase es tan machista. Además revela que quien te la dice es una celópata en potencia y quiere que tú también lo seas.

No digo que te olvides de tu chico o lo trates mal. De vez en cuando mandar un mensajito coqueto es divertido pero porque te nace hacerlo, no porque estás marcando tu territorio. Creo que no es necesario estar llamándolo todo el día. Eres su enamorada, su novia, su esposa...su compañera. Nadie te ha nombrado fiscal de su vida y mucho menos su dueña.
 
 

lunes, 19 de mayo de 2014

Spencer en la intimidad

Siempre he admirado la perseverancia de @spenderlancia. Envidio cómo hace con su vida lo que quiere y creo que ni cuenta se da. Eso lo hace especial. El fin de semana llegué y su casa y encontré un set de televisión. Una nueva aventura de la Habitación de Herny Spencer. SUERTEEEEEEE


miércoles, 14 de mayo de 2014

Sólo para mujeres XVII: Lo que nadie te dice de la maternidad

Dicen que las madres somos unas abnegadas. Que desde que damos a luz solo pensamos en nuestros hijos. Bueno, haré el esfuerzo por ser un poco egoísta. De paso podré advertir a las futuras mamás lo que a mí nunca me dijeron. Porque, les adelanto, que eso de las malas noches, es chancay de 20 céntimos.
 
Subir 20 kilos en nueve meses es traumático. Cuando te ves en el espejo no te reconoces. Te ves gigante. La ropa que más te gusta se va quedando en el clóset y debes comprarte la especial de maternidad, que no es precisamente la más fashion del mercado. Sí, estás feliz de llevar dentro de ti a tu bebe, pero la desesperación de pensar que nunca regresarás a tus medidas nunca se quita.

jueves, 8 de mayo de 2014

Sólo para mujeres XVI: "Los y las machistas que me ven todos los días"


El fin de semana antes de empezar en Primera Edición estaba muy nerviosa. Fue en junio del 2003. Se trataba del relanzamiento de toda el área periodística de América Televisión. Habían jalado al periodista más querido de las mañanas, al conductor más destacado de un canal por cable, a una guapa y talentosa mujer de prensa con mucha experiencia en tele y a mí. Temblaba.

Recuerdo que en ese entonces había una persona encargada de la imagen de los que íbamos a aparecer en pantalla. Ella me recomendó a un estilista famoso para que me haga un cambio de look. Yo, inexperta en temas de belleza, me entregué en sus manos sin dudas ni murmuraciones. Era domingo y por ser su amigo abrió la peluquería para nosotras. Hice mal.

En un segundo me dejó el pelo rojo oscuro, casi negro. Me lo cortó chiquito, por capas. La primera de unos cinco centímetros de largo aproximadamente. Cuando me vi en el espejo parecía que tenía un casco en la cabeza. Horrible. Casi me desmayo. Ese día juré nunca más burlarme de las mujeres que hacían tanto escándalo por tres pelos mal cortados. «Sí el pelo crece», decía. Durante un mes solo iba de mi casa al canal. Según yo, no quería que nadie me viera. Pero seguro que millones de personas se habrán preguntado, ¿qué se ha hecho esta en la cabeza? Bueno, ahora les digo que yo tampoco sabía que me habían hecho.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...