miércoles, 30 de abril de 2014

Sólo para ellas XV: "Sí, mi amor (con voz de supuesto saco largo)"

«¡Sí, mi amor!» Es la frase que se repite una y otra vez en un comercial de cerveza. Seguro lo han visto. Los protagonistas son unos supuestos saco largos que aceptan todo lo que la pareja les pide con tal de que los jueves los dejen reunirse con sus patas a tomarse una chelas.

Cada vez que escucho la tonadita y veo la cara burlona de los susodichos, se me revuelven las tripas. Dicen que los comerciales recogen situaciones de la realidad para captar la atención de su público objetivo. Pero me resisto a aceptar que somos unas torturadoras. ¿De verdad así funcionan algunas parejas? ¿Tantas como para que sea una escena reconocible a escala masiva? No entiendo, por qué hay que obligar al marido a hacer cosas que no le gustan.

miércoles, 23 de abril de 2014

Sólo para Mujeres XII: "Las mujeres y las cirugías"


En el último mes de mi embarazo la barriga me creció un 100%. Cada vez que me miraba al espejo no podía dejar me pensar en cómo quedaría mi cuerpo. Eran sentimientos encontrados: Feliz porque faltaba poco para besar a Fabio pero angustiada por mi físico. Nunca antes había tenido 20 kilos de sobrepeso. Jamás había utilizado pantalones con elástico. Menos aún sostenes especiales.
Mi jefa me había dado carta libre para regresar al trabajo cuando lo creyera necesario. Recuerdo haberle respondido que no regresaría a la pantalla hasta que estuviera presentable. Que si era necesario me ‘fileteaba’, exclamé una vez. Me refería a la cirugía estética, que en buen cristiano eso significa.

martes, 22 de abril de 2014

Sólo para mujeres XIV: "¿Hay más mujeres que hombres?"


Almorzábamos cuatro mujeres de diferentes edades y un hombre. Todo iba bien hasta que empezamos a hablar de las relaciones de pareja.  Él contó que tenía  varias amigas solteras y eso le apenaba. Yo levanté la ceja.

Sólo para mujeres XIII: "No somos tan diferentes a ellos"


El chato, el negro, moco y el loco son mis amigos de siempre. Esos no son precisamente sus apodos pero digamos que sí sus principales características. Les tengo tanta confianza que me permito exponerlas públicamente. Éramos inseparables. Tenemos fotos juntos desde las actuaciones del nido: Yo con un top, una falda y pañuelo de color naranja, con bolas de colores. Ellos en pantalón, camisa blanca y fajín rojo, listos para bailar festejo. Teníamos cinco años. Bueno, yo tenía cuatro. Me encanta recordar que soy un año menor.
 
En la universidad parecíamos una hermandad. Nos veíamos todo el día. Íbamos a la playa, salíamos de viaje, nos pelábamos, almorzábamos, nos aburríamos, tragábamos chocolate, tomábamos hasta las últimas consecuencias, bailábamos, reíamos mucho y algunas veces, -pocas-, hemos llorado. Lo chévere de una verdadera amistad es que pueden estar juntos, sin plan alguno y ser felices.
 
Espero que no se noten sus caras, je

Sólo para mujeres XI: "A los 13 en una discoteca"

La primera vez que fui a una discoteca tenía 13 años. Estaba con una amiga en la casa de su prima y sucedió de manera muy casual. Ella tenía un enamorado que ya había cumplido 18. Recuerdo que mi amiga se tuvo que ir. Al cabo de unas horas llegó el chico acompañado de un amigo. No había nada planeado y en ese contexto salió la invitación. Yo estaba en short negro y una blusa color coral manga cero. Que lo recuerde con tanto detalle hasta hoy, creo que rebela cuán importante fue aquella noche en mi vida.
Archivo de 1750

miércoles, 9 de abril de 2014

Eso me pasa por burlona

Todos los días Federico me tomas las fotos que luego yo envío a las marcas que me visten para Primera Edición. Ello,s a su vez, las difunden en sus redes sociales. Niobe se encarga de la ropa y Kamari de las joyas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...