lunes, 27 de enero de 2014

miércoles, 22 de enero de 2014

Jalón de orejas a Pérez Tello

Si eres de los que ama el verano y está renegando porque en los últimos días no ha salido sol, este post es para ti. No dejes de usar bloqueador a pesar de los días nublados, ¿crees que no pasa nada? Mira lo que le ocurrió a la congresista Marisol Pérez Tello.



lunes, 20 de enero de 2014

Sólo para mujeres II: Soy soltera y... ¿hago lo que quiero?


Es sábado por la noche y me pregunto cuántas mujeres estarán cantando, a gritos, «soy soltera y hago lo que quiero».  Más pegajosa la canción, peor que chicle en el pelo. Imposible no moverse a la primera tonadita. Tan, tan, tarantan, tan, tan, tarantan. De inmediato aprietas los labios y te llevas la mano haciendo la V, de Verónica (je). ¿O no? No importa si estás con enamorado, casada o en busca de un galán. Igual la cantas.
 
 

miércoles, 15 de enero de 2014

La contraentrevista de Spencerlandia

Lo mejor de haber entrado al twitter y los blogs es haber conocido gente rechévere, como a Luis Carlos Burneo, más conocido como @Spenderlandia. No nos veíamos hacía un año tiempo y los dos queríamos grabar el reencuentro. Eso hicimos. Así que si quieres ver el "otro lado" de la entrevista, puedes entrara a La Habitación de Henry Spencer.
 

lunes, 13 de enero de 2014

Sólo para mujeres I : Temores de madre

Nunca he hecho balances de fin de año. Jamás he pensado en reinventarme o replantear las cosas a partir del  1 de enero. Estúpidamente, me creía capaz de afrontar todo sin necesidad de mirar atrás. Puede ser que alguna  vez, a la medianoche del 31 he dicho, “por fin te vas año maldito” y  punto. Estaba equivocada. Es imposible mejorar sin reconocer tus errores. Para tomar impulso, siempre hay que retroceder unos pasitos  para así, llegar más lejos.
 
El 2013 fue un año de cambios y aprendí a golpes.  Cuando tomé la decisión de quedar  embarazada no imaginaba lo que venía,  esa autosuficiencia de la que tanto me ufanaba, se ha ido por un tubo. De maternidad no sé nada y me siento absolutamente torpe. Bueno, ya sé que ninguna mujer lo sabe hasta que nace su hijo pero me arrepiento de no haber hecho la  tarea. Por ejemplo, de no haber entrado a las clases de yoga para gestantes que me recomendó mi jefa, a las de psicoprofilaxis que insinuaban mis compañeras de trabajo, de escuchar música clásica para relajar al nonato. Desearía retroceder el tiempo  y buscar la abundante información que hay en internet sobre lo que significa ser madre y cómo conectarte mejor con tu hijo desde el vientre. Creía que no era necesario, que era cursi. En vez de todo eso, seguí con mi vida, escuchando y buscando noticias.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...