martes, 23 de diciembre de 2014

Sólo para Mujeres: "Disculpen, no sé cocinar"

Uno de los mejores consejos que he recibido en mi vida me lo dio mi roommate, justo antes de mudarme sola. Al despedirnos mi amigo de siempre, conocido cariñosamente como ‘El Negro’ me hizo una serie de recomendaciones. La más importante fue la que parecería más obvia. La recuerdo -aún ahora- todas las noches antes de irme a la cama: «Verónica, procura no incendiar tu casa, por favor»
No lo culpo. Durante nuestra convivencia estuve a punto de quemar su cocina más de una vez. En dos oportunidades encontró un sartén ardiente sobre una hornilla prendida. Fue a buscarme y me encontró dormida. Al día siguiente le expliqué que mi intención era hacer un omelette. Que dejé la cocina prendida, mientras arreglaba la ropa que usaría al día siguiente en el programa y me olvidé del pequeño detalle. Me disculpé y prometí que no volvería a suceder. Pero ocurrió. Halló una tetera casi sin agua a punto de derretirse. Me contó que tuvo que sacarla con varios trapos envueltos en la mano, porque era intocable. La última vez que me dejó entrar a su cocina olvidé el horno prendido y sí, estaba vacío.


Sólo para Mujeres: "Ellas y ellos"

Francesca lo persigue sin descanso ni disimulo. ¿Les ha pasado a veces que están tan concentradas en lograr un objetivo que se olvidan del mundo? ¿Qué hacen cosas sin importar el qué dirán? Bueno ella estaba así. Desde que se conocen, para pendiente de él. Anticipa que coincidan en algún lugar, crucen miradas y él le regale una sonrisa.
Él, como la mayoría de hombres, ni en cuenta de lo que está ocurriendo a su alrededor. No es que Francesca le sea indiferente, pero vive en lo suyo. Me consta que la quiere mucho, veo brillar sus ojos cada vez que se encuentran. Pero parece que ese gesto le basta para demostrarle cariño. Nosotras somos diferentes cuando se trata de expresar sentimientos.
Nunca me he atrevido a decirle que lo mande al cacho y se olvide de él. Ambos se verán con frecuencia y no quiero generar conflicto. Sin embargo, alguna vez le he aconsejado que lo trate con indiferencia para ver cómo reacciona. Pero Francesca no me hace caso y hace bien. Ella actúa sin malicia y casi por instinto. 
Hace unos días consiguió lo que tanto quería: no solo captó su atención sino que lo tuvo -literalmente- atrás de ella por un rato. Lo increíble es que fue ella la que se aburrió de la situación. Me pregunto si lo único que quería era demostrar control. Sentir que si ella quiere, puede desequilibrarlo en segundos. Acaso solo quiso darse el gusto de tenerlo en sus manos. O quizá solo le gusta perseguirlo. ¿Será que le encanta el camino y no necesariamente el destino?
¿Saben qué hizo? Astutamente identificó qué es lo que él más quiere en la vida y en un dos por tres se lo arrebató. Me encantaría saber los detalles de su hazaña, pero como aún no sabe hablar cuando le pregunté, solo balbuceó algunos sonidos. Francesca es mi sobrina y ahijada de 17 meses de edad y el jovenzuelo aún novato en temas femeninos es mi hijo Fabio, tres meses mayor que su prima. 


viernes, 12 de diciembre de 2014

Las Plumas del Brivio

Me encanta enseñarles el detrás de cámaras de los videos que hacemos en el canal. Pincharle el globo a la "magia de la tele" es divertido ;o).

Gracias a Mathías Brivio y a quien conozco desde 1750 jajajaja

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Sólo para Mujeres: "Ex amor de mi vida"

Piensa en el amor de tu vida. Tal vez está sentado a tu lado. Tal vez juraste nunca volver a verlo. Tal vez él se marchó para siempre y el que está a tu lado es otro. Tal vez la persona en la que piensas no es la que mencionarías cuando alguien más te pregunta. Una vez una amiga, que también trabaja en la tele, fue entrevistada por una revista de publicación mensual. Le hicieron una extensa nota que incluía un cuestionario de preguntas y respuestas cortas conocido como «ping-pong». La idea es que uno responda como un reflejo, sin pensarlo tanto: ¿Libro favorito?, ¿Viaje ideal?, ¿Qué es la televisión? Todo iba bien hasta la última pregunta: ¿El amor de tu vida? Respondió  con cuatro letras: Juan. Cuando lo leí mis ojos se agrandaron hasta ocupar el 90% de mi cara. El tal Juan la había dejado hacía unas semanas.

Sólo para Mujeres: "Mamá de taco 12"

La primera vez que usé zapatos de taco alto estaba nerviosa. No era una reunión bailable con los patas del cole, sino un tono de verdad que incluía chicos mayores de edad tomando cervezas y los extintos «lentos» [baladas]. Era el quinceañero de una compañera de segundo de media que había repetido de año. Yo estaba en las nubes.
Nunca antes me había comprado un vestido de fiesta. Elegí uno que combinara mis colores favoritos: el rojo y el negro. Tenía bobos a la altura de los hombros, como mandaba la moda de la época y terminaba cinco dedos arriba de la rodilla. Mi mamá me llevó a una peluquería para que me peinen y maquillen. Recuerdo que cuando me vi en el espejo salí corriendo del local directo a la ducha de mi casa a sacarme todo. No me reconocí: nunca me han quedado los peinados tiesos y el exceso de sombras. Solo me puse delineador y lápiz de labios. Ahí empezó mi relación tensa con los salones de belleza.
Pero el tema, los días previos al evento, había sido cómo aguantaríamos toda la noche bailando con unos zapatos tan altos. Entre amigas habíamos pactado usar taco cinco. A pesar del dolor terrible al día siguiente en la planta del pie, me encantó usar esos zapatos. Me sentía tan alta, mis piernas se veían estilizadas. Tuve la ilusión de ser grande.
Ahora me río porque esos tacos son nada comparados con los que hoy llevo. En una zapatería siempre pido «los más altos, por favor». Es una de esas torturas femeninas a las que ya me acostumbré y que ahora disfruto. El negro y el rojo siguen siendo mis colores favoritos y los vestidos aún los prefiero cortos. Es mi estilo.

martes, 18 de noviembre de 2014

¿Qué noticia te doy primero? ¿La buena o la mala?

La otra noche un congresista de la República me preguntó exaltado por qué transmitimos tantas malas noticias en el programa matutino en que trabajo. Como faltaban segundos para empezar el programa nocturno que hago en un canal de cable solo lo miré, sonreí y cambié de tema. En ese momento me provocaba felicitarlo por la que, supongo, es su vida hermosa, tranquila y llena de buenas noticias. 
Lamento no ser la aldeana buena del campo que lleva frutas en su cesto. Tengo la función de narrar las noticias que ocurren en este país que no es Australia, Suecia o Canadá, sino el Perú.



Sólo para mujeres: "Soy Madre Soltera"

Disfrutaba del sol de Santa Clara en un restaurante campestre hasta que escuché la conversación de una familia a la que podríamos llamar típica: una mamá, un papá y dos hijos de veintitaños. Mi día comenzó a nublarse.

El protagonista de la sobremesa era un pequeño al que reconocían como hermoso y dulce pero en exceso tranquilo. Cada vez que escucho a alguien hablando de niños, paro la oreja. Aseguraban que esa actitud era extraña para su edad. Estaban convencidos de que se trataba de una criatura triste. Todo esto era atribuible, según ellos, a que la mamá era una Madre Soltera. Mi rico pollo a la brasa se convirtió en una piedra que con dificultad pasó por la tráquea, cruzó el esófago y en caída libre llegó a mi estómago.

Tuve que luchar para no voltear y hacerles algunas consultas: Tengo un hijo pero no estoy casada y en mi DNI dice: Divorciada. ¿Eso me convierte en una Madre Soltera? ¿Fabio será un niño triste? ¿O se va a salvar porque su papá vive con nosotros? ¿Sería más preciso que me digan Madre Conviviente? ¿Y qué pasa si me caso con otro hombre? ¿Me llamarían Madre Casada? ¿Y si me caso con el papá de mi bebé y luego tengo un hijo de otro hombre?




Sólo para mujeres: "Hombres a dieta"

Receta rápida para que todos piensen que has perdido la razón: Anda a un restaurante y pide un lomo saltado sin papas, sin arroz y sin tomate. Cada vez que yo hago ese pedido obtengo la misma reacción. Los que me acompañan en la mesa, se burlan y murmuran: Mujeres. El pobre mozo con un signo de interrogación sobre la cabeza solo atina a repreguntar: “¿Sin papas, ni arroz, ni tomate?” En realidad lo quiere decir es: ‘¿Estás segura? Porque eso se llama de cualquier manera, menos lomo saltado’. Cuando recién salía con el papá de Fabio recuerdo que me miraba sorprendido. Creo que hasta arrugaba la nariz. Le parecía imposible que alguien comiera sin arroz.




Sólo para mujeres: "Cómo morir"

La primera vez que la vi en televisión no le creí una sola palabra. Se veía sana y tan tranquila que pensé que se trataba de una escena de un reality show.  ¿Esta chica se va a morir? No parecía consciente de lo que eso significa: Chau, adiós, hasta nunca. Pensé que se trataba de una gringada, uno de esos artificios que mantienen en vilo al planeta entero a la espera de las decisiones que tomará el protagonista del programa. 

Sólo para Mujeres: "Estamos saliendo, ¿no?"

Hay una frase que me encanta. Supuestamente es súper ‘cool’ y  moderna pero creo que en realidad es pacata. Cuando en Perú la usamos, significa “sí pero no”. Creo que hasta podría  incluirse en la lista de los 10 eufemismos más utilizados. Se trata del binomio: “Estamos saliendo” ¿Cuántas veces la han usado? ¿Qué les parece si para entrar en confianza yo tiro la primera piedra?


jueves, 6 de noviembre de 2014

Federico y Sol, juntos otra vez

No se sentaban juntos en una mesa de conducción desde hacia años. Por esas cosas del destino el domingo pasado Cuarto Poder los hizo retroceder en el tiempo. Dicen que estaban nervioso...qué va!

Esta semana, mientras esperábamos horas interminables para una presentación del canal tuvimos una divertida conversa con la pareja que cambio las mañanas en la televisión peruana: Sol Carreño y Federico Salazar.

  

viernes, 31 de octubre de 2014

Los ex "Carmín"

Cada vez que se encuentran surge una química especial. Trabajaron juntos hace muuuucho tiempo pero la amistad queda. Mario Ghibellini y Susel Paredes fueron guionista y actriz de la exitosa telenovela "Carmín". Algunos de ustedes ni sabrán qué es eso, pregúntenle a sus papas. Era algo así como el "Al Fondo Hay Sitio" de los 80.




jueves, 16 de octubre de 2014

Yaco y Mario Hart, en el msimo equipo

Ahora sí los canales de señal abierta se van a fajar por la Teletón. Hace muchos años que se realiza esta colecta para ayudar a los niños de la Clínica San Juan de Dios. Se convoca a los artistas para la conferencia de prensa y hacen la finta de unidad. Luego, cada medio sigue con su programación habitual del fin de semana y en algún momento hacen un enlace desde la central telefónica para que sus televidente sepan cómo colaborar...y pinto

Esta vez será distinto. Desde el viernes 7 de noviembre hasta que se llegue a la meta y de manera ininterrumpida, TODOS estarán enganchados a una sola señal en VIVO. Sí, las 24 horas del día. 

En este verdadero contexto de unión, estuvieron juntos Yaco Ezquenaki, capitán de los Leones de Esto es Guerra  y  Mario Hart capitán del equipo Verde de Combate. Como saben hace un tiempo el corredor de autos reemplazó al flamante padre. Pero lo que más polémica generó fue lo que pasó en el programa del 4 cuando Hart renunció. 

Hoy los 2 están en el mismo equipo: La TELETÓN. ¡Tenemos que juntar 5 millones de soles!





miércoles, 15 de octubre de 2014

Sólo para mujeres: "Pelear por un hombre"

Nunca antes había peleado por el amor de un hombre. Jamás imaginé estar en una situación como la que enfrento ahora. Me desconozco. Entras a una especie de trance en el que no entiendes de lógica, de cordura ni de razón. Descartas los consejos que recibes y que sabes que podrían ayudarte. Pero esos comentarios que te hacen sufrir se clavan como cuchillo en el corazón. Sirven  para autotorturate cada vez que pienses que en este mismo momento él está con ella.




Sólo para mujeres: "Atrévete...pero de verdad"

No me alcanzaría esta columna para contar las veces que me he han insultado, públicamente y en privado. Seiscientas palabras no serían suficientes para describir las circunstancias en las que me han dicho inepta, bruta, buena para nada, dedícate a ser ama de casa, poco preparada, sal de la televisión, etc. Pero ya ven,  aquí sigo.




Sólo para Mujeres: "Carta a un cobarde"

Tu no me conoces pero yo sí. Nunca te he visto pero sé suficiente para imaginar cómo eres. A las nueve de la mañana llamaste a tu enamorada por celular. Ella es estilista del canal y estaba peinando a una invitada que asistiría a un magazine tres horas más tarde. Te explico: a veces son tantos los invitados a ese programa que el movimiento en el cuarto de maquillaje empieza incluso ante de que termine el noticiero.

Tu chica estaba sudando. Supuse que era por el calor de la secadora y los focos que alumbran el contorno del espejo. Además la invitada tenía una frondosa cabellera. Pero minutos más tarde me di cuenta que tu llamada la puso así.

Yo estaba retocándome el rímel en silencio. Había mucha gente. Siempre procuro hablar poco, más aún cuando hay desconocidos. Sin ánimo de ofender, en esa área circula todo tipo de información. Quienes salen en televisión pasan mucho tiempo frente al espejo y mientras tanto hablan por celular, conversan con sus amigas o asistentes. Si están enojados o alegres se sabe. Si no las convocaron para tal o cual grabación también. Si su pareja les pidió la mano. Si están saliendo con alguien. Si creen que su compañera de trabajo está más gorda.

Te explico: así empiezan los chismes de la tele. Un reality show con todo lo que pasa ahí dentro tendría mucho raiting. Mujeres supuestamente espectaculares sin maquillaje o sin brillo en el cuerpo para que no se note la celulitis. O pelas a golpes entre los concursantes de un popular programa.  Yo por ejemplo, he estado embarazada varias veces, me he chapado a cantantes de salsa y cumbia, me he agarrado de las mechas con reporteras por no sé qué y envidio a Fulana o a Zutana. Después de 11 años ya no me afecta. Te explico: un rumor solo tiene valor cuando es capaz de dañar a alguien.  

Cuando entré a maquillaje, saludé y me dediqué  a lo mío. Luego entré al baño y ella, detrás. Estaba tan nerviosa que no se percató que yo estaba en el cubículo del costado. Quería hablar contigo en privado. Tu enamorada pertenece a una peluquería contratada para ocasiones especiales.  Te explico: hay una disposición que prohíbe al personal ajeno al canal a usar celulares, por las cámaras de fotos. Se supone que así al menos se evita se filtren imágenes de las estrellas del canal. Creo que ahora la palabra restricción es utópica pero hay que cumplirla. 



jueves, 9 de octubre de 2014

¿Dónde metió la pata René Gastelumendi?

Todo los días lo ven de la cintura para arriba sentado en la mesa de conducción América Noticias edición central y por eso no se han dado cuneta que hace un mes está enyesado.  Yo misma me enteré cuando nos vimos en un ensayo previo a las elecciones del 5 de octubre. ¿Qué le paso?





domingo, 5 de octubre de 2014

Detrás de cámaras: Voto 2014

Ya había terminando mi turno matinal del Programa Especial: Voto 2014 y de pronto veo cómo Federico estaba en medio de la Plaza de Armas, mismo Chapulín Colorado luego de la pastilla de chuqiutolina, cuando en realidad estaba en el estudio. #jajaja.

Es un secreto, porsiaca #sshhhh


lunes, 22 de septiembre de 2014

Sólo para Mujeres: Esa "Candy"

Mujer anuncia que la engañaron: víctima. Mujer ampayada con un chico que no era su pareja: Candy. Así es el asunto de las mujeres y la infidelidad, ¿no? Para nosotras no existen los intermedios, las escalas de grises, los matices ni las explicaciones. No importa si tenía miedo de aceptar que ya habíamos terminado. No interesa si él llegaba oliendo a chicle con lápiz de labios. O si me apresuré en pensar que era el amor de mi vida. Tampoco toman en cuenta que tal vez no entendí que nuestras discusiones revelaban que lo nuestro nunca funcionó. Sólo interesa clasificarnos y un veredicto: Buena o mala mujer.

Se supone que es mi pose "Candy" (Federico me dijo que especifique porque no se nota #jajaja)

jueves, 18 de septiembre de 2014

Sólo para mujeres (cáp 32): " Sí, a vece somos unas malditas chismosas"

Desde que ella supo que estaba embarazada habíamos dejado una conversación pendiente. La recogí del trabajo y cuando la vi pensé que daría a luz en ese mismo momento. Caminaba hacia mi carro con las piernas abiertas como un pato y su barriga era gigante. Cuando mi mirada llegó hasta su cara, descubrí que estaba linda y me alegré. No a todas les sienta bien aumentar cuatro tallas de ropa en tan poco tiempo. Recuerdo que deseé tener un embarazo parecido si algún día decidía ser madre. Apenas cerró la puerta empezó a llorar: “Discúlpame, Vero”, fue su primera frase.

Fabio no estaba ni en planes así que esas lágrimas eran incomprensibles para mí. Pensé que no todas las mujeres tendríamos que atravesar esa etapa de revolución hormonal. No sabía cómo consolarla. Se me ocurrió preguntarle por sus ecografías y si ya había visto la cara de su hija. Fue peor. Estalló en llanto diciendo que el papá de Micaela aún no la conocía.

Era la una de la tarde, y la cafetería que habíamos elegido estaba repleta. Una vez ubicadas ella continuó llorando. El papá de su bebe vivía lejos y con remotas posibilidades de encontrar un trabajo en Lima. Se sentía sola y sin futuro. Traté de convencerla de que no era responsable presionarlo para que dejara todo y viniera a acompañarla. “¿De qué van a vivir?”, argumentaba, ignorando lo que hoy sé: a veces solo necesitas ser escuchada.





viernes, 12 de septiembre de 2014

Sólo para Mujeres (cáp. 31): La autotortura femenina

‘¿No te has hecho el plasma?’ me pregunta una colega mientras ausculta mi cara. Yo escuché plasma y pensé en pantallas de televisor y luces psicodélicas. Jamás imaginé que se refería al suero que resulta cuando a la sangre le quitamos los glóbulos blancos y los rojos. Tampoco sabía que se trata de lo último en cosmética. De verdad que estamos locas.

La nueva moda en Lima es sacarse un ‘poquitín’ de sangre (así habla mi colega) y luego ponérsela a pinchazos en la cara. Se supone que eso te humecta la piel a profundidad: ‘Te tensa la cara’. La escuchaba y se me iba bajando la presión. 

Cada vez que por un tema médico me han tenido que sacar sangre, me mareo. Me da nervios ver cómo el tubito se llena de líquido rojo. Siento que se tapan mis oídos, es como si me metieran  en una caja y todo tuviera eco. Poco a poco me abandonan las fuerzas. Cuando le conté mi trauma existencial al imaginar la escena, me miró de reojo con escepticismo. Su cara decía algo así como: “Qué tontita eres”. Hace poco me enteré que para las "tontitas" como yo y por unos billetes más, te duermen para no sentir nada.

Foto: Federico Salazar

jueves, 4 de septiembre de 2014

Sólo para mujeres (Cáp 30): "Divorciadas, vayamos al internet"

Cuando todavía éramos adolescentes ella se fue a vivir a Estados Unidos. Al poco tiempo conoció al chico con el que se casó. Como saben en Gringolandia todo es ‘self service’: Hágalo usted mismo, porque no existen los ‘maestros’ que te arreglan la cocina o te cambian los plomos de luz. Al igual que yo, era una niña mimada que tenía por única preocupación ir al colegio y montar bicicleta con sus amigas en las tardes, así que sin mucha protesta dejó que su esposo, otro latino como ella,  asumiera el rol de “mil oficios”.

No nos veíamos desde su divorcio hacía tres años, así que cuando nos reencontramos había mucho de qué hablar. Nuestra conversación giraba en torno a esos nuevos retos domésticos que afrontó desde que vive sin él, como pintar un cuarto con mameluco y sombrero de periódico, misma serie norteamericana.  Ella creía (o tal vez ansiaba) que pronto su entonces esposo dejaría de estar distante y renegar de todo. Pero cuando “el otro” ya tiene una nueva pareja no hay nada ni nadie que pueda detenerlo. Tenían 20 años juntos y dos hijos. 

Me contaba que incluso le resultó complicado comprarse una lavadora sin la asesoría de su exesposo. Nos burlamos las dos. Mientras reíamos yo trataba de hallar el momento indicado para preguntarle si estaba saliendo con alguien. La verdad, me moría de curiosidad de saber si ya había tenido sexo con otro.  Sé que ella fue fiel durante su matrimonio, así que me intrigaba cómo había sido ésa segunda primera vez.

He escuchado de mujeres que no logran “acomodarse” con otra pareja, después de tantos años, supongo te acostumbras a lo mismo o tal vez en el fondo siguen pensando en el “ex”. Pero sé de quienes muy eufóricas dicen: ¡Otra cosa!
Le pregunté y su respuesta nos hizo estallar de risa. No entraré en detalle para no herir la susceptibilidad de los varones que estén leyendo esta columna. Solo les diré que de inmediato entré a Facebook para ver la cara del susodicho.  Y empezó lo bueno. Me contó  que hace un año sale con chicos que conoce por internet. Cómo habrá sido mi cara inquisidora al escuchar buscaba pareja por web que rápidamente se justificó.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Fede y su regalito

¡¡¡¡YEEEEEEE!!!!!! Es el santo de Federico.¡¡¡¡VIVA!!!!!

¡Cuántos años estará cumpliendo! Yo siempre le digo que es el Chespirito del periodismo jajajaja. Normalmente en estas fechas se halaga al agasajado y se le desea "que la pases lindo" (con voz de amix) pero creo que eso no es necesario entre nosotros.




martes, 2 de septiembre de 2014

Sólo para mujeres (cáp 29): "La Presidenta"

Una de las cosas que me gusta del periodismo es que te permite conocer a la persona más allá del uniforme, la corbata o el maquillaje. Los momentos previos a una entrevista son fundamentales: fuera de cámaras he visto a patanes maltratando a sus esposas, a respetables entrevistados oliendo a alcohol a las 7 de mañana, a candidatos ningunear a sus hijos en un supuesto desayuno familiar.


lunes, 1 de septiembre de 2014

Operativo de arsenal supuestamente bamba

La noticia fue el jueves 28 de agosto. Unos sujetos habían dejado una mochila con armas cerca a Palacio de Gobierno. ¿Se acuerdan? Luego, hubo un operativo y una conferencia de prensa con el Ministro Daniel Urresti mostrando lo hallada en una vivienda. 

Bueno, esta mañana estuvieron las hijas del supuesto fabricante de tal arsenal: Pamela e Ida Chávez. Ellas aseguran que su padre es inocente. Contaron que fue militar y una vez jubilado se dedicó a hacer prototipos para el Estado. Con contrato. O sea, su papá creaba armas y luego las vendía al ejercito y este las fabricaba.


La defensa de Jesús Chávez Sifuentes ha presentado documentos que no han sido aceptados por la justicia. Incluso su nombre aparece en el Portal de Transparencia del Estado.





Supongo que para llegar al prototipo final tendrá que haber hecho varias. La familia del capitán (r) dice que las armas que hallaron sin licencia fueron esas pero que el resto tenía los papeles en regla. Se preguntan si el Ministro Urresti fue sorprendido o si se trata de una figureteada más.    

martes, 26 de agosto de 2014

Sólo para Mujeres (cáp. 28) "Confesiones"

La noche que lo conocí calculé que tenía 28 años. Yo tenía 33, estaba divorciada y sin intenciones de empezar ninguna relación, menos aún con alguien que –supuse- tenía 5 años menos que yo. Pensé que aquel sábado de discoteca sería la última vez que lo vería. Pero al despedirnos quiso que le diera mi celular. Mi primera reacción fue preguntarme: ¿para qué? Pero accedí cuando me pidió que lo dijera lento para memorizarlo: se le había perdido su celular y no podía incluirme a sus contactos. Sonaba a mentira, ¿no? Yo imaginé eso. Creía que se trataba de algún truco de seducción para que me dejara llevar por el momento alucinando que sus intenciones eran ‘serias’.  ‘¡Ay chibolo –pensé- qué iluso!. Le di mi número a la volada y entre risas. Años más tarde, comprobé no solo que aquella vez había perdido su celular, sino que tiene una facilidad impresionante para olvidarse las cosas en todas partes. En eso somos iguales.



Sólo para mujeres (cáp. 27): "Esa Bruja es tu Jefa"

La primera vez que pisé una sala de redacción tenía 21 años. Era sábado 2 de enero, allá por 1998. Cuando el profesor que me convocó para hacer prácticas pre-profesionales me dijo que me esperaba en canal 7 un sábado a las 8 de la mañana, casi me da un infarto. En ese entonces tenía como dogma no abrir los ojos antes de las 11 de la mañana y menos aún luego de la juerga del año nuevo. ¡Cómo cambian las cosas!

Recuerdo el tapizón rojo que cubría toda el área de prensa. Gente caminando de un lado al otro, todos en jeans, había  gritos, risas, mucha bulla. Me encantó. El televisor  y la radio estaban a todo volumen, así como el  scanner, un aparato que capta las comunicaciones por radio de la policía y los bomberos. “Para llegar antes que todos”, me explicó el jefe de reportero o de informaciones, al que llamaban “Chucky”. 

Cando empiezas a trabajar es como si recién empezarás a vivir. Cuando estudias estás con gente de tu edad que andan en lo mismo y tienes la ayuda de tus profesores y familia. En la chamba debes enfrentarte solo al mundo.  
Al inicio parece que en el periodismo existe un trato horizontal a los reporteros sin importar género, porque hombres o mujeres cubren todo tipo de noticias: Desalojos, operativos policiales, huaycos, asesinatos, conferencias de prensa, actividades en el Congreso, Palacio de Gobierno.

lunes, 11 de agosto de 2014

Choca, no "estás en todas"

Antes tomábamos desayuno todos los días. Él era solo productor del bloque de espectáculos de "Primera Edición" y yo tenía un hueco de horario de 9am  a 12, que empezaba el noticiero del mediodía. Ahora ni nos vemos.

Él es jefe de producción de América Televisión y conductor de "Estas en Todas". Yo, salgo corriendo del canal para cumplir con mis deberes de "madre abnegada" hasta las 5 y 30 que regreso a trabajar a "N Portada" en  Canal N.

Saliendo del programa nocturno nos encontramos de casualidad, un linda casualidad. 

viernes, 8 de agosto de 2014

Sólo para mujeres (cáp 26): "Mamá a la vejez"

Fabio inicia su terapia ocupacional arriba mientras yo escribo estas líneas en el primer piso de mi mini-duplex, exdepa de soltera. Antes, 140 metros cuadrados eran más que suficientes para mí. Lo único importante era tener una cama cómoda. Ya saben lo prioritario que es dormir en mi vida. Hoy no sé a dónde ubicarme para no escuchar la bulla del vecino, la aspiradora, ni los gritos de emoción de Fabio al encontrar su juguete favorito: ¡¿Titiiiiiiii?!

Antes cuando tenía que informar en el noticiero sobre estimulación temprana para bebés, era crítica: «Nunca recibí esos talleres y no me ha ido tan mal en la vida» decía soberbiamente aquella periodista soltera que fui. Sin embargo a los 10 meses de nacido inscribí a mi hijo en un nido cerca a la casa y ahora, a los 15, empieza este taller que según me explican va a mejorar su concentración. Para que no necesite ponerse tampones en los oídos para escribir un texto de 450 caracteres como mamá. Acepté de inmediato.


Sólo para mujeres (cáp. 25): "Tu chico hasta en el la oficina"

Cuando le conté a una amiga que escribiría sobre las parejas que trabajan juntas, esbozó una inmensa sonrisa. Ella había asumido un nuevo desafío laboral hacía unos meses y poco después su esposo recibió una propuesta imposible de rechazar que lo llevó directamente al primer piso del nuevo trabajo de ella. No me gusta decir ‘nunca’, porque a golpes he aprendido que esa palabra es casi utópica, así que solo diré que espero que la vida no me ponga en esas circunstancias.


viernes, 1 de agosto de 2014

Qué tal si...



Hace unas semanas los amigos de ASIASUR me convocaron para alucinar  un rato en su sección "Qué tal si...."  Son cosas que a veces pienso pero no necesariamente que vaya hacer, ni que me gustaría hacer, porsiaca..... 


¿Qué tal si…

Verónica Linares

De infinitas posibilidades, en la vida se escoge una y se sigue adelante. Lo demás no existe, nunca fue. Nunca, salvo en el papel, ese espacio inmune a las leyes de la naturaleza donde lo pasado y lo futuro son una carta abierta al juego. La periodista Verónica Linares coge lápiz y papel, y se permite volar.





1.-…dejo de cuidarme y salgo embarazada de una vez?
En un año me va a dar más flojera.

miércoles, 30 de julio de 2014

Conversa con Ernesto y la Chola Chabuca

Hace unas semanas estuve en un evento con Ernesto Pimentel, estaba caracterizado como la Chola Chabuca. No hablamos del personaje que lo acompaña hace 20 años sino del virus del Sida.
Le confesé que el brillo de sus polleras me hace olvidar, por momentos, lo que significa vivir con el VIH.

viernes, 25 de julio de 2014

Sólo para mujeres (cáp 24): "Olvida al maltratador con pepeas"

Todos creían que Carola era feliz hasta el día que la encontraron tendida en el piso. La bella  mujer de 32 años se había desmayado en el baño del colegio de sus hijos. No sirvió de nada llamar al 105, a los bomberos ni a la ambulancia. Cuando llegaron los paramédicos sólo certificaron que había fallecido. Sus niños de 9 y 7 años  fueron los primeros en enterarse. “Mamá se fue al cielo, junto a su abuelito”, fue lo único que atinó a decir una profesora de primaria. 

En ese momento nadie entendía qué había ocurrido. Parecía una persona sana. Callada e introvertida pero sin problemas de salud. Entonces se comenzó a especular que le había sobrevenido una enfermedad fulminante. Le dio un infarto, decían en voz baja los encargados de la limpieza del plantel. Le debe haber reventado un aneurisma, le comentaba el director al regente del colegio. Un resbalón y una mala caída, decían las madres de familia de sexto grado. El único que sabía perfectamente qué había pasado con Carola era su esposo.

lunes, 21 de julio de 2014

Sólo para mujeres XXIII: "Las Robamaridos"

El noticiero acababa de empezar. A la izquierda de la mesa de conducción siempre pongo mi laptop para ver los portales de diarios, radios y canales de la competencia. Por supuesto también abro mis redes sociales. Confieso que vivo pegada a Twitter. Es así que vi a una conocida modelo colgar unas fotografías suyas con un texto provocador. Siempre le manda indirectas a alguien: «Yo me río. Si te pica, ráscate». Me sorprendió que estuviera despierta a esas horas de la madrugada.

Como una travesura se me ocurrió preguntarle: « ¿Acabas de llegar a tu casa, tienes insomnio o trabajas en un matinal?». Bromeamos un rato. Me mandó besos y bendiciones, fue muy cariñosa. El intercambio duró un par de minutos pero bastó para desatar todo tipo de comentarios a pesar de ser tan temprano. Nuestro saludo fue leído por sus seguidores y los míos.

Por un lado estaban los mañosos que nos alucinaban en escenas triple X, los «buena onda» que nos deseaban vibras positivas y las indignadas a las que yo supuestamente había decepcionado por dirigirle la palabra a una ‘roba maridos’. «Tú no eres así», decían, y me exigían aclarar la situación. Todo ocurría a las 5 y 15 de la madrugada, así de activo es Twitter: es posible meterse en líos solo por decir «Hola» a un controversial personaje.  Por eso me divierte tanto, sin embargo a veces no son suficientes 140 caracteres para expresar lo que piensas. En esos casos, es mejor no decir nada.

jueves, 17 de julio de 2014

Los drones llegaron a América Televisión

Hace una semana subimos hasta el techo del edificio de PetroPerú en San Isidro. ¿Sabían que ahí hay un helipuerto? ¿Se habrá utilizado aluna vez?. Vas en ascensor hasta el piso 23 y luego por escaleras, cuatro más. Teníamos que grabar la promoción del programa especial por fiestas patrias
¡Fue alucinante!


Lo más destacado fue el Drone



lunes, 14 de julio de 2014

Sólo para mujeres XXII: "A veces, quiero ser hombre"

Siento el corazón acelerado gran parte del día. No como un problema cardiaco sino como si estuviera a mil por hora, ¿les ha pasado? Es raro porque estoy durmiendo poco y debería estar cansada. En otras ocasiones cuando llevo pocas horas de sueño, he sentido como si una daga me atravesara la cabeza, de arriba hacia abajo y si no puedo descansar durante el día tenía ganas de llorar. Entiendo perfectamente a los niños que lloran de sueño. Pero ahora es como si mi cuerpo generara más adrenalina. Más cansada, y más acelerada. Si paro un momento unos gusanos se mueven por todo mi cuerpo. ¿Esta ansiedad será por estrés?

Mi mamá dice que es exceso de trabajo. Arranco a las cuatro de la madrugada y termino a las diez de la noche. Atravieso la ciudad varias veces al día y aunque eso no es relajante en absoluto para ser franca, soy feliz laboralmente. Es más, admito que a veces no quiero irme del canal. Me aferro a la mesa de conducción y digo: ¡Auxilio, no quiero salir! Es natural: soy periodista hace casi 17 años. Pero mis otras obligaciones son relativamente nuevas y aún no sé cómo organizarme.


Mientras escribo esto recibí el correo de la administradora del edifico donde vivo, diciéndome muy amablemente que no había pagado el mantenimiento. ¡Qué vergüenza! Acabo de hacerle el depósito. Antes yo era la Presidenta de la Junta de Propietarios, llevaba las cuentas y tenía todo en orden, con folder incluso. Yo misma la contraté en representación de mis vecinos. Fue en los primeros meses de mi embarazo. Ahora en cambio, llevo de un lado a otro recibos arrugados y vencidos de luz, teléfono fijo y celular en la maleta que uso diariamente. Una vez Valentina, la señora que me ayuda con los quehaceres de la casa, me preguntó discreta y sonrojada: ‘¿Señorita, mi mes?’
Es un mito eso de que las mujeres podemos hacer varias actividades a la vez. Lo cierto es que no todas somos así. Algunas no podemos trabajar en una oficina de lunes a viernes y también pagar las cuentas puntualmente, comprar la comida, coordinar para que el carpintero ponga techo en el estacionamiento, presionar para que de una vez por todas instalen las puertas del closet de Fabio. Llamar al electricista para que cambie el foco de la luz de la refrigeradora, comprar deshumedecedores que calcen en los closets y ponerlos. Organizar las fotos, mandarlas a imprimir y ponerlas en álbumes o portaretratos. Pensar en platos diferentes para cocinar cada día.  Firmar el contrato con esta revista luego de casi seis meses de empezar a escribir la columna. Escoger la ropa que uso todos los días en los dos programas, mandarlas a lavar y dejarlas. Recoger los accesorios que combinen con la ropa y devolverlos. Ir a la peluquería tres veces por semana para salir decente en televisión. Grabar una secuencia para Dr TV que estamos coordinando desde antes de dar a luz.  Hacer favores a mi ex universidad, a mi amigo Darío, a una estudiante de comunicaciones. Ir a la dentista que tengo una funda pendiente desde octubre. Cumplir con las actividades por los 15 años de canal N. Visitar a mi abuelita, conversar con mi mamá y mi papá, visitar a mi ahijada enferma, jugar con Fabio y con mi marido. Tratar de tener vida social. No puedo.

Una consulta, ¿los hombres hacen lo mismo? La sociedad no les pide que también sean los “Gerentes” de sus casas. Me gustaría probar. Un mes solo trabajando, “aguantando” a tu mujer y viendo a los amigos. ¡Te cambio!

martes, 24 de junio de 2014

Una conversa con el "Chizo" Thorndike

Federico se fue al Mundial...mas lechero. Yo aquí muerta de la envidia, jajajaja. Bueno, sirvió para juntarme con un ex compañero de microondas del 2001: Augusto Thorndike, el chizo.


Sólo para mujeres XXI: " Cómo saber si una relación durará o no"

Las siguientes son todas historias reales, con nombres inventados, de parejas que conozco: Fiorella conoció a Esteban en el trabajo. Su amistad terminó en una relación de ocho años. Se casaron y tres años después se acabó el amor. Ahora ni se frecuentan. ¿Es este el típico caso de una relación larga que no llega a buen puerto? ¿Y qué me dicen de Eva? Ella se separó de una relación de 10 años y pronto conoció a un chico con quien tuvo un bebé. ¿Es el caso conocido de la relación que surge inmediatamente después de una larga? Si es así entonces Valeria y Nicolás son unos bichos raros, ellos se conocieron cuando tenían 14 años. Ahora bordean los 50 y siguen juntos, tienen tres hijos y a decir de ellos y su entorno, son felices. ¿Qué caso es este?



Si tu relación no se parece a ninguna de los anteriores no te estrés, ni te emociones porque no significa nada. No hay reglas ni formulas y creo que todo depende el  amor, así de simple y complejo.
Varias veces he tratado de entender qué es el amor y no sé. No me refiero a esas definiciones de carteles de peluche: «Entregar la vida por el otro» o « es el sentimiento más bello del mundo». Al año ese cartelito ya está empolvado y, si vives en Lima, lleno de hongos.

lunes, 16 de junio de 2014

A quince días de la salida de Fabio de UCI

Era la una de la mañana de un lunes, el día anterior Fabio había convulsionado durante casi treinta minutos. Los doctores no tenían aún un diagnóstico. Momentos tensos y tristes. Salía de UCI pediátrico desencajada e impotente. Mi bebé recién había conciliado el sueño, tenía  una vía en el pie por donde le administraban los medicamentos y la fiebre no le bajaba. Entonces vi a mi papá aparecer por el pasadizo.

Me sorprendió porque hacía poco nos habíamos despedido, creo que apenas había pasado una hora. «¿Cómo sigue Fabio?» me preguntó nervioso. «Igual nomás», le respondí confundida. Me miraba con los ojos bien abiertos pero su postura era cabizbaja. Conozco esa expresión, la he visto siempre que hemos pasado problemas fuertes.  Significa: ¿Qué hago para que no sufras? «Anda a tu casa hijita, yo me quedo, ¿acá a dónde vas a dormir?» reflexionó. Intercambiamos un par de frases, le expliqué que ya me había instalado en un sillón. Lo convencí de que se fuera. 

De aquella escena han pasado 15 días y ahora que tengo a Fabio saltando sobre mí, jugando como siempre, la recuerdo y me pregunto si mi papá pensaba que le haría caso. Es decir,  ¿creía que agarraría mi carro, cruzaría la ciudad hasta mi casa y podría dormir tranquila? ¿Que dejaría a mi bebé en cuidados intensivos y a mi padre de setenta y tantos durmiendo en un sillón, doblado en cuatro? Pero en esos momentos, uno no piensa ni razona, solo ama. Lo sé ahora que tengo un hijo.
Se habla del amor de madre siempre y del padre mucho menos. Lo entiendo porque a veces ellos desaparecen o son distantes y hay que seguir adelante. Pero cuando esa presencia es constante, todo cambia. Los papás son protección, fortaleza, decisión. Es la seguridad que me impulsa a «intentar alcanzar el cielo aunque solo llegue a las estrellas».

Disculpen que solo conozcan la espalda de mi hijo pero por acuerdo familiar no puedo mostrar su rostro

Sólo para mujeres XX: "El "luto" luego de una separación"

No soy de las que llora sobre leche derramada. Al menos no en público. Entonces, cuando mi matrimonio terminó hice todo lo posible para estar bien. Eliminé cualquier excusa que pudiera llevarme al pasado. Me mudé de edificio y de distrito. Dejé de hablar con los amigos y familiares políticos que había cosechado durante once años. Fue muy penoso pero necesario.  Borré números telefónicos, amigos del Facebook y retomé amistades descuidadas. No voy a mentir diciendo que estaba en mi mejor momento pero cumplí con eso de «la vida continúa». Cuando no habían pasado ni tres meses de mi separación y estaba ocupada en hacer que mi vida continuara, ocurrió lo que menos esperaba.



lunes, 9 de junio de 2014

Fabio en UCI

La semana  pasada he vivido los momentos más dolorosos de mi vida. El domingo 1 de junio a las nueve y cincuenta de la mañana, la niñera entró apurada al cuarto con Fabio en brazos: “Señora, el bebe está con fiebre”. Mientras se acercaba,  vi a mi hijo con la mirada fija en el techo. Lo  cargué, su cuerpo hervía. No se movía estaba tieso, como agarrotado.  De su boca salía un leve sonido. Daba la impresión que su campanilla estuviera atracada en la garganta,  impidiendo que respirara. ¡Fabio!, dije en voz alta una y otra vez pero no reaccionaba. Sinceramente pensé que estaba agonizando.

Con una mano llamaba al pediatra y con la otra le daba Panadol para la fiebre. Qué ilusa, no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Alfredo terminó de cambiarse y salimos, literalmente, volando a emergencia. Yo estaba en pijama, con botas y sin sostén. El pediatra no contestaba. En el camino, del puente primavera a la clínica angloamericana, llamé a otro amigo pediatra. Contestó, lo puse en alta voz. Le explicamos el cuadro y dijo: Tranquilos, Fabio está convulsionando y pronto va a pasar. Pero no pasó. Quedamos en encontrarnos en la clínica. A la altura de la vía expresa en Surquillo, Fabio comenzó a temblar y le salía espuma por la boca como si estuviera sufriendo  un ataque de epilepsia. Empezamos a rezar.  

Llegamos a emergencia, lo metieron a una sala. Le pusieran Diasepan y no dejaba de convulsionar. Tuvieron que ponerle otro medicamento más fuerte. Lo estabilizaron.

Mi bebé de 1 año y 1 mes de nacido había convulsionado durante casi 30 minutos. Definitivamente no se trataba de una  fiebre alta cualquiera.

Le sacaron sangre. No salía nada. Tomografía, nada. Los doctores dijeron entonces que lo más seguro es que a mi hijo se le había metido algún virus. ¿Llegó al cerebro? ¿Está dañado? ¿Va a despertar? ¿Cómo va a quedar mi hijito? Pensaba lo peor.

Lo trasladaron a la clínica San Felipe, lo recibieron en  emergencia y luego lo llevaron a UCI. Antes de entrar, Fabio abrió los ojos, me miró y preguntó: ¿Mamá? Despertó a las tres de la tarde.
Había que descartar meningitis, herpes 1 y herpes 2. Le sacaron líquido raquídeo de la médula espinal para eso le hicieron una punción lumbar. Los resultados salieron 72 horas que fueron interminables. Salió negativo. El miércoles salió de UCI a cuidados intermedios, el jueves en la tarde a cuarto y el fin de semana  regresamos  casa.



Hoy tengo las fuerzas para escribir esto  porque Fabio se está recuperando. El electroencefalograma salió bien y en la resonancia apareció una cicatriz de medio centímetro que no dejará secuelas.
La neuróloga está casi segura que Fabio sufrió una infección por el virus Herpes 6, el cuadro se llama exantema súbito. Los resultados saldrán en 7 días hábiles.

Si efectivamente se tratara de ese maldito bicho, igual no hay antiviral que lo extermine. Así que solo hay que esperar a que mi bebé lo expulse solito y hasta ahora lo está haciendo muy  bien. Ya no tiene fiebre y solo convulsionó esa vez.  Ahora lo veo jugar conmigo, hacer bromas y pareciera que nunca tuvo nada. Gracias a Dios








Cuando tenga los resultados les contaré a ver qué podemos aprender de ese ese Virus Herpres 6. Disculpen a los amigos y familiares que recién se enteran de lo que pasó. No tenía ganas de nada y el celular solo lo usaba para llamar a los doctores. Gracias a América Televisión y a VIÚ por comprender que no tenía cabeza para otra cosa que cuidar a mi Fabio. 

martes, 27 de mayo de 2014

Sólo para mujeres XIX: Las "exitosas" también lloran

Estaba en plena sesión de tinte. Eso quiere decir que tenía que estar al menos una hora sentada. Por eso es común ver en las peluquerías tantas cabezas descolgándose de sueño en cada sillón. Yo procuro que la fecha en la que debo ocultar mis raíces coincida con el día en que escribo esta columna. Así mato el tiempo. 


jueves, 22 de mayo de 2014

Sólo para mujeres XVIII: "Cuida a tu hombre"


Algunas amigas me han aconsejado a veces: «Cuida a tu hombre». Yo solo las he escuchado y he sonreído. Nunca he entendido la frase, o tal vez, me resisto a entenderla. ¿Cuidarlo? Ni que fuera un bebé, un tesoro o la joya de la corona. Más bien, he conocido unas cuantas ‘joyitas’ que felizmente fueron robadas a tiempo.

¿A qué hay que tenerle miedo? ¿A que empiece a gustarle otra? ¿A que te saque la vuelta? ¿A que te deje? Si se va no se acaba el mundo. ¡Que quien tema sea él! La frase es tan machista. Además revela que quien te la dice es una celópata en potencia y quiere que tú también lo seas.

No digo que te olvides de tu chico o lo trates mal. De vez en cuando mandar un mensajito coqueto es divertido pero porque te nace hacerlo, no porque estás marcando tu territorio. Creo que no es necesario estar llamándolo todo el día. Eres su enamorada, su novia, su esposa...su compañera. Nadie te ha nombrado fiscal de su vida y mucho menos su dueña.
 
 

lunes, 19 de mayo de 2014

Spencer en la intimidad

Siempre he admirado la perseverancia de @spenderlancia. Envidio cómo hace con su vida lo que quiere y creo que ni cuenta se da. Eso lo hace especial. El fin de semana llegué y su casa y encontré un set de televisión. Una nueva aventura de la Habitación de Herny Spencer. SUERTEEEEEEE


miércoles, 14 de mayo de 2014

Sólo para mujeres XVII: Lo que nadie te dice de la maternidad

Dicen que las madres somos unas abnegadas. Que desde que damos a luz solo pensamos en nuestros hijos. Bueno, haré el esfuerzo por ser un poco egoísta. De paso podré advertir a las futuras mamás lo que a mí nunca me dijeron. Porque, les adelanto, que eso de las malas noches, es chancay de 20 céntimos.
 
Subir 20 kilos en nueve meses es traumático. Cuando te ves en el espejo no te reconoces. Te ves gigante. La ropa que más te gusta se va quedando en el clóset y debes comprarte la especial de maternidad, que no es precisamente la más fashion del mercado. Sí, estás feliz de llevar dentro de ti a tu bebe, pero la desesperación de pensar que nunca regresarás a tus medidas nunca se quita.

jueves, 8 de mayo de 2014

Sólo para mujeres XVI: "Los y las machistas que me ven todos los días"


El fin de semana antes de empezar en Primera Edición estaba muy nerviosa. Fue en junio del 2003. Se trataba del relanzamiento de toda el área periodística de América Televisión. Habían jalado al periodista más querido de las mañanas, al conductor más destacado de un canal por cable, a una guapa y talentosa mujer de prensa con mucha experiencia en tele y a mí. Temblaba.

Recuerdo que en ese entonces había una persona encargada de la imagen de los que íbamos a aparecer en pantalla. Ella me recomendó a un estilista famoso para que me haga un cambio de look. Yo, inexperta en temas de belleza, me entregué en sus manos sin dudas ni murmuraciones. Era domingo y por ser su amigo abrió la peluquería para nosotras. Hice mal.

En un segundo me dejó el pelo rojo oscuro, casi negro. Me lo cortó chiquito, por capas. La primera de unos cinco centímetros de largo aproximadamente. Cuando me vi en el espejo parecía que tenía un casco en la cabeza. Horrible. Casi me desmayo. Ese día juré nunca más burlarme de las mujeres que hacían tanto escándalo por tres pelos mal cortados. «Sí el pelo crece», decía. Durante un mes solo iba de mi casa al canal. Según yo, no quería que nadie me viera. Pero seguro que millones de personas se habrán preguntado, ¿qué se ha hecho esta en la cabeza? Bueno, ahora les digo que yo tampoco sabía que me habían hecho.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...